Seleccionar página

El aburrimiento permite que los niños conecten con la introspección y descubran nuevos mundos.
En la actualidad los niños se encuentran sobreestimulados con ofertas de actividades que tienden a mantenerlos ocupados gran cantidad de tiempo. Los padres parece que tenemos la necesidad o la obligación de que nuestros hijos no se aburran.
Frente a este dilema, los niños tiene acceso casi ilimitado a la televisión, tablets y consolas. Y muchas veces el tiempo que pasan frente a estois dispositivos no se encuentra regulado por normas claras en casa.
En esta batalla contra el aburrimiento nos olvidamos de algo primordial, la sensación de estar aburridos y recurrir a la inventiva, la creatividad y la experimentación.
El aburrimiento no es algo malo, sino que por el contrario, incentiva la capacidad creativa de los niños ayudándolos en su desarrollo emocional.
Numerosos estudios avalan esta teoría, fomentando la experiencia de que los niños experimenten la sensación “desagradable” de aburrirse. De esta manera podrán desarrollar la capacidad innata de ser creativos y descubrir nuevas facetas de su personalidad.
Quizás el combatir el aburrimiento los lleve a descubrir a su dibujante oculto, o su director de cine, o tal vez su bailarina o arquitecto.
Vale la pena experimentarlo, no?

PRIMERA CONSULTA CON UN 15% DE DESCUENTO CONTACTAClose
Call Now ButtonLLAMA AHORA